Edición 2012 del Tenorio Mendocino

El Tenorio Mendocino de 2012 volvió a ser un rotundo éxito de público en sus dos representaciones teatrales, que tuvieron lugar los días 2 y 3 de noviembre. La sesión del primer día, incluso a pesar de que la lluvia hizo aparición en la escena final, vivió un “reventón de público”, según tituló Nueva Alcarria, que también destacó el hecho de que, a pesar de disponerse de menor presupuesto, hubo “más luz, mejor sonido y más figurantes que nunca”

Las escenas se representaron en los espacios habituales, salvo la sexta, la de la escena en el aposento de Don Juan, que en vez de realizarse en la Iglesia de los Remedios, como solía ser habitual, se escenificó al igual que en 2011 en el zaguán del Palacio del Infantado, el amplio espacio cubierto que hay nada más traspasar la puerta principal.

El hecho de que las Jornadas Mendocinas se celebraran la semana anterior al Tenorio suspuso que el centro de la ciudad tuviera un gran ambiente teatral y de época durante dos fines de semana seguidos, mediado ya el otoño, algo que le vino muy bien a la hostelería y el comercio local y que confirmaba la circunstancia de que el evento de Gentes de Guadalajara hubiera merecido el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico, primero a nivel provincial y, después, regional.

En el reparto de actores de este año se produjeron varios cambios, destacando la ausencia de Mari Pili San Juan en el papel de Madre Abadesa, después de haberlo encarnado, con personalidad y solvencia, desde 1993. Fue sustituida por Carmen Niño. También es destacable el hecho de que Juan Morillo asumiera el papel de Comendador. José María Sanz hizo de Butarelli en puesto de Jaime García. Luis Miguel García, de Ciutti en lugar de Marcos Mayor. Ricardo Manglano representó al Capitán Centellas en vez de Diego Alguacil. Montse Pérez sustituyó a Mª Carmen Solanas como Lucía y Amor Costero a Angélica Santos como Hermana Tornera. El autor del gran cartel de esta edición fue Fernando Toquero, diseñador y editor.